Aprueban medida que reafirma el balance de Libertad Religiosa y el derecho de los padres a educar a sus hijos con valores.

Entre aplausos y vítores de líderes religiosos y un nutrido grupo de padres y madres que llenaron las gradas, la Cámara de Representantes aprobó a viva voz una medida que reafirma la existencia y vigencia de la Ley 82-1995, la cual crea un balance constitucional entre la libertad religiosa y el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores religiosos.
La resolución conjunta de la Cámara de Representantes 66, de la autoría del representante popular Luis “Narmito” Ortiz Lugo, define y reconoce las iglesias-escuelas como aquellas iglesias para las cuales sus prácticas religiosas incluyen ofrecimientos académicos y religiosos, de manera tal que ambas actividades son inseparables, conservando así la fe y creencias como elemento fundamental en el sistema de enseñanza, percibiendo que él aula es una extensión y espacio de adoración familiar y del ministerio de la iglesia y se mantiene el principio que las iglesias-escuelas no serán licenciadas por el Consejo de Educación de Puerto Rico.
Establece que conforme con el “Religious Freedom Restoration ACT”, el cual aplica en Puerto Rico se expresa que el gobierno no aprobará ley alguna que sea una carga substancial al ejercicio de la libertad religiosa de una persona, incluso la carga resulta de una ley de aplicación general, salvo si demuestra que la aplicación de la carga a la persona:es un cumplimiento de un interés gubernamental apremiante y es el medio menos restrictivo de promover ese interés gubernamental apremiante”, reza la medida.
“Mediante esta resolución concurrente se evitan reinterpretaciones de la voluntad legislativa a través de reglamentos administrativos y se reafirma de manera categórica la vigencia de la Ley 82-1995 que demostró ser el método menos oneroso para que las instituciones eclesiales puedan ejercer el derecho de educar a los estudiantes conforme a sus valores y principios”, agrega.
Los representantes novoprogresistas Johnny Méndez, Lourdes Ramos y José Enrique “Quiquito” Meléndez, se expresaron a favor de la pieza legislativa.
Méndez afirmó que con esta medida se busca que “el gobierno no meta su brazo para dirigir esas escuelas”.

En las gradas se encontraban sacerdotes y un grupo de padres y madres que llevaron a sus hijos en coches.
-El Vocero

 
www.evangelizacionextrema.com © 2014 | (Derechos Reservados) 2014.,